domingo, 21 de mayo de 2017

El Progreso Pescador

El Progreso Pescador

«A todo lo largo de la playa, desde el Riuet hasta la Cadena, se extendía el campamento de los pescadores, herederos de aquellos que desde los tiempos de Jaime I eran dueños y señores del mar y la playa.


Acequia del "Rihuet" o "Riuet"

?

En Octubre empezaba el trasiego: las barcas del bou, arrastradas por los berrendos bueyes, de brillante piel de terciopelo, se metían en el mar en busca de su alimento cotidiano y, una vez capturado, varaban en la playa ofreciendo un pintoresco espectáculo. Claro que los pescadores no veían la pesca con los ojos del turista o del pintor, sino que la sufrían como un tormento. El mar era generoso, pero también cruel.


Sacando la barca. 1916

Joaquín Sorolla

Los patronos estaban organizados alrededor de la Marina Auxiliante, entidad que poseía la Casa dels Bous, en la esquina de Travesía de Pescadores con Eugenia Viñes. Aunque no nadaban en la abundancia, los patronos tenían una posición algo más sólida que los simples pescadores, que apenas podían sobrevivir con la parte que tenían asignada, y paulatinamente nació en ellos la idea de independizarse de los patronos y montar una sociedad pesquera propia. Sus familias vivían al día, en casas realmente sencillas, comida elemental y ropa indispensable, mil veces recosida. Nada digamos de la familia que tenía la desgracia de perder al padre en una tempestad.


Beatriz Galindo Fernández

Al blasquismo no le fue difícil advertir motivos de descontento entre los pescadores. A partir de 1903 El Pueblo va dando cabida en sus páginas a todas las protestas y reivindicaciones obreras, extendiendo con ello la problemática a todo el ámbito de la ciudad y preparando el terreno para sus actuaciones en favor de los pescadores.


Inauguración del  Asilo para Inválidos del Mar

19 de febrero de 1911

http://elargonautavalenciano.blogspot.com.es/2016/02/epoca-de-carnaval-1911.html

La lucha entre los patronos y pescadores se engarzaba con la que en el puerto llevaban los estibadores contra los armadores. En la playa, los pescadores planteaban un menor porcentaje del patrono en las ganancias y una rebaja en el precio por el arrastre de los bueyes. Ante esto, los patronos contratan tripulantes venidos de fuera y los pescadores responden con una larga huelga.Pero ésta no podía arreglarlo todo. Así que, en un primer ensayo, “los huelguistas se asociaron y con los recursos que buscaron tripularon también dos parejas”.

Los pescadores aprenden que la lucha no han de darla sólo en la arena de la playa, sino sobre las moquetas de los despachos, hasta que el Ingeniero Jefe de la 3ª Demarcación de Costas del Ministerio de Obras Públicas tiene que conciliar los intereses de Marina Auxiliante y del naciente Progreso Pescador, concediendo a Marina el espacio entre Gas y los Ángeles y al Progreso el espacio existente entre los Ángeles y la Cadena.

Para ordenar la playa, el primer paso es conceder a Marina Auxiliante la Lonja del pescado. A su alrededor se construirán 40 departamentos o casetas de dos pisos, o sea en número igual al de asociados, instalándose en la planta baja el teñidor de redes y en el principal los demás anejos de las embarcaciones y de la industria.


Lonja del pescado

?

Y los pescadores siguen buscando soluciones por su cuenta: tras unos meses de preparación, en septiembre de 1904 pueden lanzarse a la mar nada menos que 35 parejas, capaces de hacer la competencia a los patronos. Se nota que están entusiasmados y van ocupando, palmo a palmo, el terreno de los patronos. Comercializan el pescado directamente sacándolo a tierra antes que la flota de los patronos. Para ello contaban también con un eficaz sistema de palomas mensajeras.

No tardará en construirse la “Casa dels Bous” del Progreso Pescador y su respectiva Lonja del pescado, que harán la competencia a las de Marina Auxiliante.


“Casa dels Bous” del Progreso Pescador

Beatriz Galindo Fernández

Estas dos sociedades coexistieron hasta después de la guerra civil, para finalmente fusionarse en la Cofradía del Puerto».

Historia del Cabanyal

Antonio Sanchis Pallarés

No hay comentarios:

Publicar un comentario