domingo, 6 de noviembre de 2016

El Cristo del Salvador

El Cristo del Salvador

«Cargados de tradición e historia, la devoción popular festeja el 9 de noviembre a dos Cristos marineros con la misma advocación, la de Cristo del Salvador, uno muy histórico, el otro consecuencia e hijuela del primero.


La devoción de los pescadores del Cabanyal por el Cristo del Salvador se remonta a la Edad Media, cuando en el año 1250 la imagen románica, que hoy se venera en la iglesia del mismo nombre en Valencia, apareció flotando en las aguas del Turia a contracorriente y fue rescatada y situada en la Real Iglesia del Salvador de Valencia, donde se conserva en la actualidad.



http://www.jdiezarnal.com/

El Cristo del Salvador, en la iglesia del mismo nombre, junto al antiguo puerto romano de Valencia en el viejo cauce, remonta sus orígenes al 9 de noviembre de 1250, cuando apareció la imagen flotando contra corriente en las aguas del Turia en una de sus características riadas. Cuenta la piadosa leyenda que la imagen procedía de la Beirut cristiana, en el Líbano, que fue lanzada al mar cuando los musulmanes la conquistaron y destrozaron todo vestigio cristiano, cruzó el Mediterráneo, llegó al golfo de Valencia y se introdujo ella sola por el río.


Todocolección

Tiene este Cristo Real y Pontificia Archicofradía desde 1616. La imagen ha sido siempre sacada en rogativas, junto con la Virgen de los Desamparados, en tiempos de catástrofes, calamidades, sequías y epidemias, aunque desde 1949 no ha vuelto a salir. Por ello, en no pocas ocasiones y en solemnes ocasiones, cuando la Peregrina sale de su Basílica - antes lo hacía la talla histórica - pasa por la iglesia del Salvador y hace estación en ella para visitarle.



http://comunidadvalencianamemoriayarte.blogspot.com.es/


Es a este Cristo de la calle Trinitarios al que los pescadores del Cabanyal veneraban con gran devoción. El día de su fiesta se desplazaban hasta la ciudad a honrarle y pedirle protección. Lo proclamaron patrón del Cabanyal. Pidieron permiso los cabañaleros en 1815 para tener un facsímil del Cristo en su territorio, pues Valencia les quedaba lejos, y se les concedió. Comenzó a ser venerado en un domicilio particular, hasta que en 1850 pasó al actual templo, la iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles, donde tiene capilla propia. En 1842, con ocasión de una epidemia, sacaron su imagen en procesión por todo el pueblo y se sintieron aliviados.


Todocolección

La Hermandad del Cristo del Salvador fue fundada en 1851 con motivo de la devoción que los pescadores del Cabanyal tenían al Cristo del Salvador de la iglesia del Salvador de Valencia, una imagen de tres metros encontrada el 9 de noviembre de 1250 en el cauce del río Turia.


Todocolección

Esta devoción les empujó a pedir en 1815 el traslado de la imagen de la iglesia del Salvador al Cabanyal y, al no ser concedido, solicitaron poder realizar una réplica de esta imagen para venerarla en el barrio.

Desde 1850 se veneró la nueva imagen en la parroquia de Nuestra Señora de los Ángeles hasta que fue destruida durante la Guerra Civil. Después, el artista José Estellés esculpió en 1940 una nueva talla del Cristo del Salvador, que fue remodelada por Carmelo Vicent dos años después y que es la imagen titular de la hermandad.

Es el más popular de todos los Cristos de la Semana Santa Marinera y en el amanecer del Viernes Santo es llevado al mar, donde se reza por los marineros que murieron faenando en el mar».

Baltasar Bueno. Levante EMV. 9 de noviembre de 2012


El Cristo que llegó del mar

«Decir Cristo del Salvador es traer a la memoria la escena del Crucificado a orillas del mar en el amanecer de un Viernes Santo, rodeado de cofrades y fieles que rinden homenaje a aquellos que perdieron la vida en el mar. El traslado del Cristo del Salvador a la playa es uno de los actos más conocidos, y emotivos, de la Semana Santa Marinera pero el origen de esta imagen, de gran devoción en Valencia, hay que buscarlo en el barrio de la Seu, en la calle Trinitarios, donde actualmente se erige la Real Iglesia del Santísimo Cristo del Salvador.

Allí, en el altar mayor, se halla el Cristo del Salvador. Su origen hay que situarlo en el siglo XIII y, como recuerda el rector de esta iglesia y prior de la Antigua, Ilustre, Pontificia y Real Archicofradía y Hermandad del Santísimo Cristo del Salvador, José Máximo Lledó, «es el más antiguo de Valencia e, incluso, podríamos decir que es el Cristo de Valencia». De hecho, el día de esta imagen, el 9 de noviembre, fue declarado festivo por el Consell de la Ciudad en 1692 debido al gran fervor que despertaba.




http://eoselblog.blogspot.com.es/

La tradición señala que fue en esa fecha cuando una imagen del Crucificado con luces en sus brazos apareció flotando sobre las aguas del río Turia tras una riada. Embarrancó y se detuvo junto a la puerta de la Trinidad. Salvada de las aguas, la talla, que mide cerca de tres metros y pesa más de 200 kilos, fue depositada en la casa del Cid y luego en una capilla de la Catedral.

«Pero a la mañana siguiente amaneció en la ermita de Sant Jordi. Se trasladó y volvió otra vez, por lo que se entendió que era voluntad permanecer aquí y la ermita pasó a ser parroquia con el título del Salvador», relata José Máximo Lledó, quien recuerda también las numerosas restauraciones que ha vivido el templo hasta llegar a la actual fisonomía, que data del siglo XVI.




Todocolección

Es el profesor José Francisco Ballester-Olmos, también cofrade, quien desgrana la leyenda sobre la llegada del Cristo a Valencia. Hasta el momento, se consideraba 1250 como la fecha oficial pero, según avanzó Ballester-Olmos en una conferencia reciente, «un estudio sistemático de los documentos relacionados con la iglesia de la Valencia del siglo XIII y principios del XIV pudiera llevar consigo un error que nos conduciría a datar el Cristo del Salvador en cinco años -o quizás alguno más- de mayor antigüedad a la que se atribuye». Una investigación que forma parte de un libro de próxima publicación que obtuvo el Premio Extraordinario del Ayuntamiento de Valencia.

Por el Mediterráneo

Las referencias más antiguas sitúan a este Crucificado en Berito (el actual Beirut), que fue arrojado al mar cuando los árabes ocuparon la ciudad. «Tras cruzar el Mediterráneo, llegó a la desembocadura del río Turia en un día en que se había producido una gran tempestad», detalla Ballester-Olmos.

Esa tradición es la que le vincula con los pescadores de Poble Nou del Mar (hoy el Cabanyal), quienes acudían cada 9 de noviembre a la ciudad para venerar la imagen. En 1815 solicitaron al arzobispo trasladarlo al barrio pero se les negó, dando autorización para tener un facsímil. Éste estuvo hasta 1851 en un domicilio particular y luego pasó a la iglesia Nuestra Señora de los Ángeles, donde tiene capilla propia.

La talla se quemó en 1936 y cuatro años más tarde José Estellés esculpió una nueva, que fue remodelada por Carmelo Vicent en 1942. Es, además, la imagen titular de la Hermandad del Santísimo Cristo del Salvador, creada en 1851 y considerada la más antigua de la Semana Santa Marinera. Por eso hay dos tallas del Cristo del Salvador.

La imagen que alberga la iglesia de la calle Trinitarios también ha sufrido «muchos avatares a lo largo de la historia», como dice el profesor Ballester-Olmos. Así, en 1823, fue dañada por una bomba que cayó en la iglesia y en julio de 1936 fue arrojada a una hoguera, de donde fue salvada por un maestro que logró que «solo se quemara algo de la espalda, el brazo derecho, parte del madero y la cabellera postiza». Al acabar la Guerra Civil, fue encontrada en un rincón del Museo de Bellas Artes con los brazos desgajados del tronco.



Medalla del año 1940. Cortesía de Coulos

San Vicente Ferrer o la Beata Inés de Benigánim fueron algunos de los devotos reconocidos de este Crucificado tallado en madera de pino y policromado que fue restaurado en 2007 por el equipo del Ivacor dirigido por Cármen Pérez. Se recuperó así su aspecto original pues la imagen presentaba un grave estado de conservación, con numerosas capas de barnices coloreados que le daban un tono oscuro y planchas metálicas que sujetaban los brazos.

La historia del Cristo del Salvador está también ligada a la de la Virgen de los Desamparados, pues desde los años de Santo Tomás de Villanueva, que fue el impulsor del culto al Cristo del Salvador, presidía las rogativas y procesiones en época de sequía o epidemia. «La última fue en 1949 y tuvo como escenario la plaza del Ayuntamiento», comenta el prior. De ahí que, cuando la Peregrina sale en procesión, pase por la iglesia del Salvador.

La imagen participaba en el Vía Crucis de Ciutat Vella pero, con la llegada del cardenal García-Gasco, se dejó de hacer. Ese facsímil es el que ahora puede contemplarse en la parroquia de San José Artesano en la Ciudad Fallera. Otra curiosidad del Cristo del Salvador son las cintas que las embarazadas solicitan bendecir para lucir y obtener así su protección.

Desde 1616 cuenta con una archicofradía (integrada por 200 miembros actualmente) que, como explica su hermano mayor, José Cosme, «está agregada desde 1618 a la Archicofradía del Santo Cristo de San Marcelo en Roma», además de estar muy vinculada a la Casa Real».

Isabel Domingo. Las Provincias. 8 de noviembre de 2014


El Cristo esculpido por Jose Estellés Achotegui en 1940

http://www.estellesachotegui.com/

4 comentarios:

  1. Hola.
    Veo que publicais la foto de mi medalla del cristo...
    Sin consultar y sin informar de la fuente gráfica...
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón por las molestias, me la pasaron etiquetada como de Todocolección. Ya está eliminada. Si quieres que la ponga, me das los datos y con sumo gusto lo haré.Saludos

      Eliminar
  2. Es un placer compartirla. Todocoleccion la usa de reclamo pues si ves precisamente esa no la tienen.
    Tienes plena libertad para usarla. Nonyace falta que la etiquetes. Me molesto pensar que hay quien usa fondos y se atribuye meritos. pero estoy convencido ahora de que no es tu caso.
    Es de 1940.
    De parte de un cabañalero afincado en Madrid

    ResponderEliminar